Sample Page

MACS, Método de selección espermática

El MACS es una técnica de selección de espermatozoides que elimina los espermatozoides apoptóticos (aquellos destinados a morir sin lograr fecundación) mediante una separación magnética.selección esperma Macs en Ceram

En esta técnica se utilizan unas minúsculas partículas magnéticas (anexina V) que se unen a un anticuerpo (la fosfatidil serina) Este anticuerpo solo lo tienen los espermatozoides que van a morir antes de fecundar al óvulo lo que nos permite sepáralos de los espermatozoides sanos.

Una vez añadidas las esferas a la muestra de semen, esta se hace pasar por una columna que presenta un imán de tal forma que los espermatozoides que tienen las esferas unidas y que por lo tanto se van a morir quedaran pegados a las paredes de la columna. Solo los espermatozoides en buenas condiciones fisiológicas, que no han evidenciado muerte celular, atravesaran la columna y serán los que utilicemos para las técnicas de reproducción asistida.

De esta manera conseguimos unas tasas de embarazo y embarazo evolutivo más altas, porque se reducen posibles problemas de fecundación y se aumentan las posibilidades de obtener embriones de mejor calidad.

Indicado para:

  • Pacientes con una elevada fragmentación de ADN en sus espermatozoides.
  • Fallos de Implantación
  • Mala calidad Embrionaria ciclos anteriores no atribuible a una mala calidad ovocitaria
  • Aborto de repetición
  • Factor masculino
Maria Isabel Puerta/Directora Laboratorio Ceram
Maria Isabel Bonilla/ Embrióloga y Coordinadora de donantes
Poradmin

Esperando la Beta

El periodo de tiempo que transcurre entre la transferencia embrionaria y la realización de la beta normalmente en 10 y 13 días, suele ser altamente estresante. Las parejas que se han sometido a un proceso de fecundación normalmente se encuentran en un estado de ansiedad continuo, fruto de a veces años de esperanzas y fracasos en los intentos de una concepción natural. Suelen tener la sensación de que la fecundación artificial es la última oportunidad, por lo que el estrés y la ansiedad aumentan conforme se avanza en el tiempo.

Numerosos estudios científicos incluso confirman que el estrés dificulta la implantación del embrión.

Desde la Unidad de Psicología de Ceram, Centro de Reproducción Asistida de Marbella recomendamos que las mamás, antes de someterse a la fecundación artificial, comiencen a realizar ejercicios de relajación y de respiración para así aumentar la sensación de bienestar y facilitar la concepción. Incluso es muy recomendable, realizar todas aquellas cosas agradables que posponemos, como leer un libro tomando una taza de cacao. Son una opción muy buena para relajar el cuerpo y mantener la mente ocupada.

La terapia de pareja también es muy útil, ya que en ella se aclaran algunos puntos sobre los que se suelen generar malentendidos en la pareja durante el proceso de fertilidad.

Una vez que se ha hecho la transferencia embrionaria, cuando la pareja espera la Beta, la mujer está permanentemente en alerta buscando cualquier indicio que pueda sospechar que está embarazada.

Desde el punto de vista médico, la betaespera se caracteriza principalmente por muy diversos síntomas, como insomnio, pesadillas, aumento de la frecuencia de la micción, sudoración aumentada, alteraciones del apetito, etc  y todos ellos  reflejan el  estado de ansiedad por el cual está pasando la paciente, es decir, que son tan variados los síntomas que no se pueden resumir. Es muy cierto que hay algunas pacientes que están todos los días y a cada hora buscando algún síntoma que las convenza de que ha habido implantación. Pero también hay un gran número de pacientes que buscan lo contrario es decir “una mínima mancha” que les diga que no ha funcionado

Lo más importante es que desde la primera visita médica los pacientes tengan confianza para que durante todo el proceso puedan saber en dónde están y qué se puede esperar de cada paso y si hay que hacer algún cambio se entienda que estos son necesarios  para mejorar el resultado  final que es conseguir el embarazo y un niño sano en casa.

Dr. Hugo Benito/ Ginecólogo, experto en Fertilidad
Miriam Wagner/ Psicóloga
Poradmin

Terapias complementarias o adyuvantes en los tratamientos de reproducción asistida

El aumento en el número de parejas que requieren ayuda para lograr su objetivo de tener descendencia, ha hecho que la Sub-especialidad llamada “Medicina de la Reproducción” crezca muchísimo especialmente en el campo de la investigación, para crear nuevas técnicas y tratamientos. Es asombroso el crecimiento en investigación y diseño de “Protocolos” de tratamiento no solo para la mujer sino también para el varón.

Como todos sabemos el mecanismo de la ovulación es complejo y se sucede gracias a que el cuerpo de la mujer dispone de un “Eje: Hipotálamo-Hiposis-Ovario” que se pone en marcha en el primer día de la menstruación y este eje funciona gracias a la acción de las Hormonas que se van generando en cada paso. Es lo que yo llamo el reloj Suizo biológico, que no puede fallar en ningún momento. Es en realidad la maravilla de la Biología Humana.

Es muy difícil explicar a una pareja cómo son los mecanismos íntimos de la fecundación y de la implantación de los Embriones en el endometrio. A esto le tenemos que sumar la Edad de la paciente, ya que como es sabido, el paso del tiempo deja “cicatrices” en todas las células de nuestro cuerpo, incluidos los óvulos y los espermatozoides (que también son células).

Durante el ciclo de tratamiento hay diversos pasos que hay que entender y tratar y todo va encaminado a un objetivo final: que es tener un niño sano en casa.

Los principales pasos son:

– El estudio inicial básico y ampliado de la pareja, para poder llegar a un diagnostico y proponer un tratamiento

– Diseñar el protocolo de tratamiento para la pareja

– Recomendar terapias complementarias o adyuvantes al protocolo inicial y en las diversas etapas del tratamiento.

Los protocolos diseñados para los distintos tratamientos son muy variados y se han desarrollado de acuerdo al estudio de cada pareja. Hoy en día todos aplicamos protocolos individualizados para intentar ajustarse a la realidad de cada pareja. Antiguamente se usaban protocolos fijos, los cuales no funcionan igual en todos los casos. Además cada protocolo en sí puede variarse durante el tratamiento con el objeto de obtener la máxima rentabilidad del mismo.

Solo para citar algunos ejemplos de Terapias complementarias, en los casos de pacientes diagnosticadas como “Bajas Respondedoras” usamos medicamentos que ayudan a “androgenizar” el folículo (que es el espacio en el ovario donde se produce un óvulo), para que se comporte como si fuese un ovario “poliquístico” y en esta forma que nos produzca más óvulos, algunos de estos medicamentos son el Citrato de clomifeno, el Letrozol, la DHEA, la Testosterona transdérmica y la Hormona del Crecimiento.

En pacientes diagnosticadas de “altas Respondedoras”, los protocolos diseñados están encaminados a evitar la más peligrosa complicación que es el “Síndrome de hiperestimulación Ovárica” que puede traer complicaciones muy grandes a la salud de la mujer, esto hoy en día prácticamente ha desaparecido gracias a una terapia complementaria que todos usamos y que se llaman ánalos de la GnRh.

Hay ocasiones en las cuales después de una correcta estimulación no obtenemos ovocitos, que es lo que llamamos “Sindrome de Folículo vacío” y en estos casos también usamos una terapia complementaria que es la doble desencadenación de la ovulación, combinando en análogo y la medicación tradicional para desencadenar que es la HCG.

Después de hacer la transferencia del Embrión en el endometrio, puede ser que no haya implantación y por lo tanto no hay embarazo. En estos casos volvemos a nuestras terapias complementarias o adyuvantes y en estos casos antes de usar dichas terapias realizamos estudios complementarios para poder usar medicamentos como la aspirina infantil, la heparina, los corticoides, los intralípidos, la inmunoglobulina A, etc.

Hemos intentado hacer un breve resumen de lo que se puede hacer hoy en día con el objeto de llevar un orden muy estricto en el estudio y en el tratamiento de todas las parejas que necesitan de ayuda. Los tratamientos son muy variados y además como hemos dicho antes son susceptibles de modificarse durante el mismo ciclo, siempre cuidando los mínimos detalles para lograr el objetivo final.

Dr. Hugo Benito

Director Ceram, Ginecólogo experto en Fertilidad

Poradmin

Terapias complementarias o adyuvantes en los tratamientos de reproducción asistida

El aumento en el número de parejas que requieren ayuda para lograr su objetivo de tener descendencia, ha hecho que la Sub-especialidad llamada “Medicina de la Reproducción” crezca muchísimo especialmente en el campo de la investigación, para crear nuevas técnicas y tratamientos. Es asombroso el crecimiento en investigación y diseño de “Protocolos” de tratamiento no solo para la mujer sino también para el varón.

Como todos sabemos el mecanismo de la ovulación es complejo y se sucede gracias a que el cuerpo de la mujer dispone de un “Eje: Hipotálamo-Hiposis-Ovario” que se pone en marcha en el primer día de la menstruación y este eje funciona gracias a la acción de las Hormonas que se van generando en cada paso. Es lo que yo llamo el reloj Suizo biológico, que no puede fallar en ningún momento. Es en realidad la maravilla de la Biología Humana.

Es muy difícil explicar a una pareja cómo son los mecanismos íntimos de la fecundación y de la implantación de los Embriones en el endometrio. A esto le tenemos que sumar la Edad de la paciente, ya que como es sabido, el paso del tiempo deja “cicatrices” en todas las células de nuestro cuerpo, incluidos los óvulos y los espermatozoides (que también son células).

Durante el ciclo de tratamiento hay diversos pasos que hay que entender y tratar y todo va encaminado a un objetivo final: que es tener un niño sano en casa.

Los principales pasos son:

– El estudio inicial básico y ampliado de la pareja, para poder llegar a un diagnostico y proponer un tratamiento

– Diseñar el protocolo de tratamiento para la pareja

– Recomendar terapias complementarias o adyuvantes al protocolo inicial y en las diversas etapas del tratamiento.

Los protocolos diseñados para los distintos tratamientos son muy variados y se han desarrollado de acuerdo al estudio de cada pareja. Hoy en día todos aplicamos protocolos individualizados para intentar ajustarse a la realidad de cada pareja. Antiguamente se usaban protocolos fijos, los cuales no funcionan igual en todos los casos. Además cada protocolo en sí puede variarse durante el tratamiento con el objeto de obtener la máxima rentabilidad del mismo.

Solo para citar algunos ejemplos de Terapias complementarias, en los casos de pacientes diagnosticadas como “Bajas Respondedoras” usamos medicamentos que ayudan a “androgenizar” el folículo (que es el espacio en el ovario donde se produce un óvulo), para que se comporte como si fuese un ovario “poliquístico” y en esta forma que nos produzca más óvulos, algunos de estos medicamentos son el Citrato de clomifeno, el Letrozol, la DHEA, la Testosterona transdérmica y la Hormona del Crecimiento.

En pacientes diagnosticadas de “altas Respondedoras”, los protocolos diseñados están encaminados a evitar la más peligrosa complicación que es el “Síndrome de hiperestimulación Ovárica” que puede traer complicaciones muy grandes a la salud de la mujer, esto hoy en día prácticamente ha desaparecido gracias a una terapia complementaria que todos usamos y que se llaman ánalos de la GnRh.

Hay ocasiones en las cuales después de una correcta estimulación no obtenemos ovocitos, que es lo que llamamos “Sindrome de Folículo vacío” y en estos casos también usamos una terapia complementaria que es la doble desencadenación de la ovulación, combinando en análogo y la medicación tradicional para desencadenar que es la HCG.

Después de hacer la transferencia del Embrión en el endometrio, puede ser que no haya implantación y por lo tanto no hay embarazo. En estos casos volvemos a nuestras terapias complementarias o adyuvantes y en estos casos antes de usar dichas terapias realizamos estudios complementarios para poder usar medicamentos como la aspirina infantil, la heparina, los corticoides, los intralípidos, la inmunoglobulina A, etc.

Hemos intentado hacer un breve resumen de lo que se puede hacer hoy en día con el objeto de llevar un orden muy estricto en el estudio y en el tratamiento de todas las parejas que necesitan de ayuda. Los tratamientos son muy variados y además como hemos dicho antes son susceptibles de modificarse durante el mismo ciclo, siempre cuidando los mínimos detalles para lograr el objetivo final.

Dr. Hugo Benito

Director Ceram, ginecólogo experto en Fertilidad

Poradmin

Se calcula que uno de cada diez jóvenes entre 15 y 24 años sufren infección por transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual son muy comunes en la población joven, el Dr. Hugo Benito, ginecólogo y director de CERAM, Centro de Reproducción Asistida de Marbella nos explica en este artículo en qué consisten las enfermedades de transmisión sexual, cuáles son las que más suponen un peligro para la salud y en caso de que sospechemos que nuestro hijo haya contraído una enfermedad por esta vía qué debemos hacer.

Las infecciones por transmisión sexual se pasan de una persona a otra a través de la relaciones sexuales vía vaginal, anal u oral. Estas infecciones son causadas por un gran número de “Bacterias, Virus, Parásitos y Hongos”. Son muy frecuentes y se calcula que 1 de cada 10 jóvenes entre 15 y 24 años presentan algún tipo de infección por transmisión sexual. Además hoy se está viendo un aumento de estas infecciones en mayores de 45 años. Muchas veces se ignora que el número de infecciones de transmisión sexual es muy grande y también el hecho de que en algunas de ellas, los síntomas son mínimos o a veces no existen, lo que hace que no se le de la importancia que merece.

Hay muchas enfermedades que se transmiten por via sexual, sin embargo también hay un grupo de enfermedades que tienen además otras vías de transmisión pero que se consideran también de transmisión sexual, como por ejemplo el contacto piel con piel, las transfusiones de sangre, el uso de jeringas compartidas en las personas que se drogan. Las más frecuentes son estas: Clamidia, Gonorrea, tricomonas, VIH o SIDA, Herpes Genital, VPH (Virus del Papiloma Humano), Sífilis, Candidiasis vaginal y Vaginosis bacteriana. También como decía antes hay otro grupo de infecciones que se consideran de transmisión sexual como: La Hepatitis: A, B y C, El Moluscum Contagiosum, Ladillas o piojos púbicos, Sarna, Granuloma inguinal, Linfogranuloma venéreo y Chancroide .

¿Cuáles son las más nocivas para la salud?

Muchas de estas infecciones son peligrosas puesto que pueden producir enfermedades que dejan secuelas en la salud general, en la fertilidad y pueden llegar a producir la muerte. Como todos sabemos, si se diagnostican a tiempo y se da el tratamiento oportuno prácticamente todas se curan.

Entre las más nocivas se encuentran:

El VIH o virus de la inmunodeficiencia adquirida, que como su nombre lo dice es un “virus”, puede llegar a destruir el sistema inmunológico que es el que se encarga de defender nuestro cuerpo de otras infecciones. Si no se diagnostica y se trata a tiempo puede llegar a ser mortal.

La Clamidia es transmitida por una bacteria, en principio no da síntomas y solo más adelante se presentan molestias al orinar, dolor en bajo vientre, flujo vaginal, molestias vaginales, dolor con la relación sexual, escozor al eyacular, secreción uretral por el pene, dolor testicular, entre otros síntomas. Si esta infección no se controla puede dejar secuelas en la mujer con EPI (enfermedad pélvica inflamatoria), lesión de las trompas y en el hombre epididimitis también con secuelas de fertilidad. El tratamiento es fácil con antibióticos.

Candidiasis vaginal producida por hongos, tiene muchos síntomas y su tratamiento es fácil

Vaginosis bacteriana producida por una bacteria, produce flujos vaginales con mal olor y si no se trata puede llegar a producir inflamación pélvica. Su tratamiento con antibióticos, siempre se debe tratar a la paciente y su pareja.

HPV virus del papiloma humano es de lo más frecuente, producido por un virus, hay varias clases, uno de ellos es el que produce las verrugas genitales (condilomas), hay un tipo de este virus que se llama de alto riesgo porque está relacionado con el Cáncer del cuello uterino. Hay vacuna para este virus y es muy recomendable ponerla ya que se calcula que el 90% de la población ha estado en “contacto” con este virus, aunque no se llega a infectar toda persona que está en contacto.

Sífilis se caracteriza por la presencia de una úlcera llamada “chancro”, producida por una bacteria, puede producir lesiones en vulva, vagina, ano, escroto y en garganta. Es fácil de tratar, pero si no se trata a tiempo puede producir lesiones severas y hasta la muerte. La mujer embarazada la puede trasmitir al feto.

Gonorrea producida por una bacteria que produce lesiones en uretra, cuello del útero, recto, ano y garganta. Puede dejar secuelas en la pelvis y especialmente en las trompas produciendo infertilidad. En mujeres embarazadas le pueden producir lesiones al feto especialmente en el momento del parto. Se cura con antibióticos.

Herpes Genital es muy frecuente y está muy asociado con el Herpes oral, no tiene cura, solo se usan medicamentos para aliviar las molestias de las úlceras que desaparecen y reaparecen con frecuencia. Producida por un virus que produce llagas en la vulva, vagina, cuello uterino, ano, pene, escroto. Después de tener la primera infección permanece para toda la vida

¿Qué hay que hacer si sospechamos que nuestro hijo adolescente ha contraído una ETS?

En el caso de que se sospeche que un adolescente ha contraído una ETS (enfermedad de transmisión sexual), es muy importante que acuda a la consulta médica.

  • Realizar las pruebas que ayuden a establecer el diagnóstico correcto para ofrecerle el tratamiento adecuado
  • Intentar conocer dónde o con quien ha contraído la infección para que esa persona también se diagnostique y se trate, es decir es muy importante tratar de encontrar los posibles contactos.
  • Insistirle en que las enfermedades de transmisión sexual aunque en principio son muy llamativas, el tratamiento es muy efectivo y prácticamente todas se curan.
  • Prevención de la contaminación, uso adecuado de los preservativos y si por algún motivo ha habido contaminación acudir lo antes posible a la consulta médica

Lo más importante que se debe aprender es a intentar “concienciar a los jóvenes en particular, pero también a los adultos en general de que el sexo con protección (usar preservativos) nos evita todas las posibles complicaciones de estas infecciones”. Debemos estar en alerta si la pareja comenta que ha sufrido recientemente una infección por transmisión sexual o si en el momento él o ella detecta que hay un signo raro en el cuerpo, brote o salpullido automáticamente suspender la relación sexual.

Esta educación debe ser a nivel de la escuela, en familia, en los centros de salud y también en las reuniones sociales.

 

Dr. Hugo Benito

Ginecólogo, y director de CERAM

Centro de Reproducción Asistida de Marbella

 

Poradmin

Qué es el embarazo ectópico y cómo afecta en reproducción asistida

Como es bien sabido el embarazo normalmente se desarrolla dentro del útero, pero en algunos casos, la implantación del embrión se puede producir en otros sitios fuera del útero, se llama “embarazo ectópico”. Esto puede suceder  por ejemplo dentro de una trompa de Falopio (se llama embarazo tubárico), es el sitio más frecuente, o en un ovario (embarazo ectópico tubárico), también en la cavidad abdominal (embarazo ectópico abdominal) o incluso en la parte inicial del cuello uterino (embarazo ectópico cervical), incluso puede darse en el cuerno del útero (embarazo ectópico cornual), que es muy raro y produce muchísimo daño.

El embarazo ectópico al ser una implantación anómala, constituye una emergencia que debe solucionarse lo más pronto posible ya que en ocasiones puede producir serios problemas en la paciente que lo padece. Esto es debido a que en el sitio donde se implanta no tiene la capacidad suficiente para permitir el crecimiento del embrión y termina por romperse la pared y producir una hemorragia que puede ser peligrosa para la vida de la paciente. Se calcula que la frecuencia del embarazo ectópico fluctúa entre el 1 y 2% de los embarazos.

CERAM:CERAM: embarazo ectópico

Embarazo ectópico

Posibles causas de un embarazo ectópico:

  • Las secuelas de la Enfermedad pélvica inflamatoria, que es una entidad que se produce como consecuencias de procesos infecciosos en la cavidad pélvica causados por bacterias como la Clamydia o la Neisseria Gonorrae (son las 2 más importantes)
  • Otros tipos de inflamación como una apendicitis complicada, la endometriosis pélvica, los abscesos tubo-ováricos. Las cirugías pélvicas anteriores
  • El antecedente de un embarazo tubárico previo (lo cual aumenta la posibilidad de repetición en un 13%)
  • Los tratamiento de FIV

Síntomas, diagnóstico y tratamiento del embarazo ectópico

Lo primero que se debe hacer ante cualquier paciente que está en amenorrea y viene con dolor pélvico es siempre tener en mente la posibilidad de que trata de un embarazo ectópico.

Los principales síntomas son los siguientes:

  • Dolor en bajo vientre que puede llegar a ser muy fuerte
  • Sangrado vaginal leve a moderado en paciente con amenorrea de corta duración
  • Hipotensión que puede llegar al shock hipovolémico en muy poco tiempo

Y para diagnosticarlo lo más importante es:

  • La exploración de la paciente y el índice muy alto de sospecha de embarazo ectópico
  • La ecografía trasvaginal que nos mostrará ausencia de embarazo dentro del útero y una imagen líquida (que puede o no contener un embrión) en alguno de los anejos. Además se puede ver sangre libre en el sitio que llamamos saco de Douglas (esto es un hemoperitoneo)
  • La prueba de embarazo, que en general debería hacerse en sangre (beta-HCG) y cuyos valores son muy orientativos
  • Un hemograma, nos mostrará el grado de anemia que tiene la paciente en ese momento. Si da tiempo se puede repetir y se compara con el primero para ver cómo va descendiendo.

Una vez diagnosticado el embarazo ectópico se procede a instaurar el tratamiento:

  • Si el embarazo es incipiente y la paciente no tiene una hemorragia interna importante se puede dar una inyección intramuscular, con lo cual se pretende parar la actividad del embarazo y su progreso, en muchos casos con este tratamiento es suficiente.
  • En la mayoría de los casos es necesario una cirugía de urgencia para detener la hemorragia y en la mayoría de los casos es necesario retirar la trompa afectada.

¿Cuanto tiempo se tiene que esperar para intentar conseguir un embarazo?

La mayoría de las pacientes preguntan si es posible tener un nuevo embarazo después de un embarazo ectópico, la repuesta es que sí ya que si se ha tenido que retirar una trompa, aún queda la otra trompa y los 2 ovarios.

Es recomendable que transcurran al menos 2 meses después de un tratamiento o cirugía para tener un embarazo.

El Dr. Hugo Benito, ginecólogo experto en fertilidad en CERAM nos indica las siguientes recomendaciones:

  • Si se tiene un retraso de la regla de 1 semana, hacer un test de gestación
  • Si el test ha sido positivo y se comienza a tener un manchado vaginal se debe acudir a la consulta para confirmar la presencia de embarazo dentro del útero
  • Si hay dolor pélvico que aumenta progresivamente y se nota falta de fuerza y debilidad en general, acudir a urgencias
  • Es importante recordar que un dolor como de regla al principio es normal
Dr. Hugo Benito, Ginecólogo – Experto en Fertilidad y Director en CERAM – Centro de Reproducción Asistida de Marbella.

 

Poradmin

Análisis de compatibilidad genética: Matching Genético

El Test de compatibilidad genética es una prueba que nos permite identificar la presencia de genes causantes de enfermedades y así poder evitar que sean transmitidos a los futuros hijos. Esta prueba se realiza con una simple extracción de sangre entre los miembros de la pareja o si interviene un donante, entre el donante y el miembro de la pareja que aporten el óvulo o el espermatozoide.

En este análisis genético se pueden estudiar de forma simultánea hasta 600 enfermedades ligadas a una mutación concreta. En este estudio se incluyen desde enfermedades prevalentes graves a enfermedades raras que ocurren en 1 de cada 100000 nacidos. Las enfermedades genéticas no se pueden curar pero podemos prevenirlas con estudios de este tipo.

¿Puedo transmitir una enfermedad sin padecerla? ¿Qué son las enfermedades recesivas?

Todos tenemos mutaciones en nuestro material genético y todos podemos ser portadores de alguna enfermedad recesiva que nunca llegara a manifestarse y que no conocemos. El  problema viene cuando por azar tu pareja es portadora de esa misma enfermedad.

Matching Genético: Análisis de compatibilidad genética

Análisis de Compatibilidad Genética

Las enfermedades recesivas son aquellas en las que para tener esta enfermedad es necesario que cada uno de los padres le den al futuro niño una copia del gen mutado. Los portadores de enfermedades recesivas están completamente sanos pero cuando juntamos a dos personas portadoras del mismo gen mutado existe un 25% de posibilidades de tener un niño con dicha enfermedad. Estas enfermedades son poco frecuentes (1% de los recién nacidos) pero suelen ser graves y sin tratamiento.

¿Cómo se realiza la prueba?

La prueba se realiza de forma muy sencilla, para el paciente supone una simple extracción de sangre. Tras esto se lleva al laboratorio de genética y se realiza el estudio de las mutaciones de ambos progenitores biológicos. Una vez tenemos los resultados de ambos se comparan, “se hace el matching genético” que consiste en verificar si son portadores de la misma enfermedad recesiva o no.

¿Qué ocurre si no somos compatibles genéticamente?

Cuando el resultado de la prueba detecta que ambos miembros de la pareja son portadores de la misma enfermedad la solución la encontramos en las Técnicas de Reproducción Asistida. En estos casos se realiza un ciclo de fecundación in vitro y cuando tengamos los embriones los estudiaremos a nivel genético con un diagnóstico genético preimplantacional (DGP). Así nos aseguramos de solo transferir a la mujer aquellos embriones que son sanos.

Si se realiza la prueba con donantes y no hay compatibilidad se buscara un donante diferente y así evitaremos la transmisión de la enfermedad de la que son portadores.

¿Elimino por completo el riesgo de tener un hijo enfermo con este test?

Con este test se reducen mucho las posibilidades de tener un hijo enfermo pero nunca se elimina al 100%. Siempre existe la posibilidad de que aparezca una mutación nueva en el niño o que se transmita una enfermedad de las no estudiadas en el panel de genes.

Aunque el riesgo no desaparece, si se reduce significativamente:

Matching Genético Ceram

Matching Genético Ceram

¿Cuándo debe realizarse esta prueba?

  • Cualquier pareja que desee concebir un hijo de manera natural y quiere conocer el riesgo de transmitir determinadas enfermedades a su descendencia.
  • Pacientes con antecedentes familiares de alguna enfermedad genética.
  • Pacientes que tienen una relación familiar o que pertenecen a un grupo étnico muy cerrado
  • Pacientes que se vayan a someter a tratamientos de reproducción asistida y quieran disminuir el riesgo de tener un hijo enfermo.
  • Pacientes que se vayan a someter a tratamiento con semen de donante u óvulos donados para poder seleccionar el donante idóneo y disminuir el riesgo de tener un hijo afecto. En este caso se realizará el análisis a el/la donante y al miembro de la pareja que aporta su gameto (óvulo o espermatozoide).
María Isabel Puerta, Directora del Laboratorio Ceram y Maria Isabel Bonilla, Embrióloga y Coordinadora de Donantes Ceram
Poradmin

Donar tus Óvulos NO reduce la fertilidad ni tus opciones de ser madre

Una de las dudas que más nos plantean en las consultas de información sobre donación de óvulos es si el proceso afecta a la fertilidad y si reduce las opciones de ser madre en un futuro.

La respuesta es que NO.

La donación de óvulos no reduce las posibilidades de ser madre más adelante, no acelera la llegada de la menopausia y no compromete la futura fertilidad de la donante.

Las mujeres nacemos con un número determinado de óvulos que se irán perdiendo a lo largo de nuestra vida. Al llegar la pubertad, una mujer suele tener entre 300.000 y 500.000 óvulos en sus ovarios.

En general, cada 28 días liberamos un óvulo que ha alcanzado un grado de madurez que le permite ser fecundado si es alcanzado por un espermatozoide. Aunque solo liberamos uno, se pierden muchos más de forma natural ese mismo mes.

El proceso de ovulación de forma natural ocurre de la siguiente manera: en el ovario hay muchos folículos y cada uno de ellos contiene un óvulo inmaduro. Cuando comienza la regla, el primer día, un grupo de folículos (8-10) comienza a crecer, a este grupo lo llamaremos “cohorte”. Este grupo va creciendo poco a poco durante los 5-7 primeros días durante lo que se llama “fase de reclutamiento”. Tras esto gracias a la acción de las hormonas se selecciona solo uno de los folículos, es el llamado folículo dominante, que será el que alcanzará la madurez el día 12-14 del ciclo menstrual. En este momento gracias de nuevo a la acción de las hormonas se produce la ovulación que libera el óvulo maduro que hay dentro del folículo dominante y que podrá ser fecundado. Los demás folículos de la cohorte que comenzaron a crecer entran en atrofia, es decir, se detienen y son reabsorbidos por el ovario.

Lo que hacemos en un ciclo de donación de óvulos, es dar una dosis extra de las mismas hormonas que se producen de forma natural en el cuerpo, para que los óvulos que se iban a perder en ese ciclo, crezcan y completen la maduración al igual que lo haría el dominante.

Ovulación en el Ovario

Cuando los óvulos están maduros, antes de que se produzca la ovulación se lleva a cabo la punción de estos folículos, en la sala de extracción y bajo sedación anestésica. Los riesgos asociados a esta intervención son muy pocos, y si se trabaja con un equipo con más de 25 años de experiencia como el de CERAM, los riesgos son casi inexistentes.

En CERAM tras realizar la extracción de óvulos se advierte a todas las colaboradoras que deben tomar medidas anticonceptivas hasta que les venga la regla para evitar un embarazo no deseado. También aconsejamos que se inicien medidas anticonceptivas con la siguiente regla. Por lo tanto la donación de óvulos no compromete la fertilidad de la donante, al siguiente mes la donante volverá a tener una ovulación normal y podrá buscar un embarazo cuando lo desee.

Es normal tener dudas ante el proceso, y en CERAM estaremos encantados de resolverlas todas.
Puedes venir a una consulta de información sin ningún tipo de compromiso, y te explicaremos todo lo que necesites saber y aclararemos juntos todas las dudas que te puedan surgir al respecto.

Ovodonación

María Isabel Puerta, Directora del Laboratorio Ceram

Maria Isabel Bonilla, Embrióloga y Coordinadora de Donantes Ceram

 

Poradmin

Infertilidad secundaria: cuando el segundo embarazo no llega

La infertilidad secundaria es la falta de concepción en una pareja que han estado embarazados previamente. Este cuadro de infertilidad secundaria, se presenta con frecuencia e igual que en los casos de infertilidad primaria, se aconseja a las parejas que después de un año de relaciones sin protección, deben acudir al especialista en Fertilidad para que se haga la investigación necesaria.

Son múltiples los factores que pueden incidir para que se produzca este cuadro. Hay que tener en cuenta los antecedentes del embarazo y parto o aborto anterior. Las complicaciones de los partos o los abortos pueden dejar secuelas que muchas veces hay que tratar. La edad de la pareja es muy importante, no es igual un embarazo a los 25 o 30 años y buscar un segundo embarazo a los 37 o 40 años.

El estado de salud de la pareja es otro motivo a tener en cuenta, comenzando por pérdidas o ganancias excesivas de peso, aparición de enfermedades como diabetes, hipotiroidismo, enfermedades autoinmunes, operaciones previas que pueden dejar secuelas-adherencias pélvicas, enfermedades infecciosas y/o  inflamatorias del aparato reproductor femenino, embarazos ectópicos complicados que pueden dejar como consecuencia obstrucción de una Trompa o de las dos. Y en el caso del varón también la edad disminuye la calidad del semen, la aparición de varicoceles, traumatismos testiculares, episodios de prostatitis, vesiculitis, epididimitis y otras enfermedades testiculares. Uso excesivo de alcohol, tabaco, drogas, exposición a substancias tóxicas o a radiaciones, etc.

¿Cuando se debe acudir al especialista? Y ¿ que tratamientos existen cuando el segundo embarazo no se produce?

Como adelantábamos si después de un año de intentar un nuevo embarazo no se consigue, es importante consultar directamente a un especialista en reproducción, para hacer una historia clínica adecuada y los estudios necesarios.

Los tratamientos serán de acuerdo a los hallazgos, si se logra descubrir exactamente cuál es el problema, muchas veces corrigiendo esto se logra conseguir un nuevo embarazo de forma espontánea, otras veces es necesario acudir a las llamadas Técnicas de Reproducción Asistida.

 Recomendaciones cuando el segundo embarazo no se produce

Como principales recomendaciones se aconseja no dejar pasar muchos años entre un embarazo y otro, no más de 3 o 4 años, sobre todo si se está en edades cercanas a los 40 años. Si ya se conoce un antecedente de importancia como partos o abortos complicados (legrados o embarazos ectópicos) o enfermedades infecciosas o inflamatorias  de la pelvis.

Cuando se planteen un nuevo embarazo acudir a una consulta informativa  del médico especialista en Reproducción, quien de acuerdo a la historia clínica detallada,  aconsejará algunos análisis  y de esa manera no tener que esperar mucho tiempo. “Si todo está bien el embarazo vendrá rápido”. Y por supuesto, se recomienda evitar el uso de substancias tóxicas como el exceso de alcohol, tabaco o drogas. Hacer deporte y tener una dieta adecuada.

Dr. Hugo Benito

Ginecólogo – Experto en Fertilidad en CERAM

 

 

 

Poradmin

Reserva Ovárica: La calidad y cantidad de óvulos varia según la edad

La edad es un factor clave cuando se habla de infertilidad, que está aumentando dado que la sociedad actual nos está empujando a retrasar la maternidad hasta los 40 años debido a prioridades laborales o económicas. Aunque las técnicas de reproducción asistida pueden ayudar a muchas mujeres a pesar de su edad, es cierto que después de los 42 años se vuelve más difícil. Si decidimos retrasar nuestra maternidad por cualquier motivo, debemos ser conscientes de todas las opciones que tenemos y los riesgos que podemos asumir.

Una mujer de 40 años es joven, muy joven aun, pero aunque hemos evolucionado rápidamente y cada vez retenemos la juventud de nuestro físico y nuestra mente durante más años, desgraciadamente no es así para nuestros óvulos. La edad es el factor determinante para la cantidad y la calidad de los ovocitos, pero otras condiciones pueden desarrollarse y afectar la fertilidad con el aumento de la edad, como las enfermedades genéticas, la menopausia temprana, haber padecido cáncer, malos hábitos de vida, etc.

Una mujer nace con una cierta cantidad de óvulos, que es lo que se conoce como la reserva ovárica. Esta reserva va a ir disminuyendo a lo largo de la vida hasta llegar a agotarse llegada la menopausia.

El momento de mayor fertilidad de una mujer es de los 20 a los 27 años, aunque los niveles se mantienen óptimos hasta los 35 donde empieza a decaer bruscamente tanto la cantidad como la calidad de óvulos. A los 40 años, la probabilidad mensual de embarazo de una mujer sana es solo del 5%, mientras que a los 30 años es del 20%. También debemos tener en cuenta que la presencia de la menstruación no nos asegura que vamos a quedar embarazadas.

Después de los 45 años, la probabilidad de quedar embarazada es inferior al 1%. Otro factor clave a tener en cuenta es la calidad de estos óvulos. La cantidad es importante, pero la calidad lo es más, ya que a lo largo de los años los óvulos acumulan más alteraciones cromosómicas, lo que dificulta el embarazo, además de aumentar el riesgo de aborto y el nacimiento de niños con enfermedades genéticas. Por lo tanto, la recomendación es hacer un Diagnóstico Genético Preimplantacional para mujeres que deseen realizar tratamientos de reproducción asistida con edades avanzadas para prevenir enfermedades recurrentes y abortos.

¿Cómo afecta la edad al embarazo?

Debemos tener en cuenta que después de los 40 años podemos lograr un embarazo, pero un embarazo a esta edad es de riesgo. Una mujer sana, sin ninguna enfermedad que afecte al útero puede dar a luz a un bebé aunque la calidad de sus óvulos no sea buena. La donación de óvulos permite a las mujeres sin una buena cantidad o calidad cumplir su sueño de convertirse en madres.

Con la edad, aparecen enfermedades que no tienen nada que ver con la fertilidad, como la diabetes, la hipertensión, la artritis, etc. Estas enfermedades pueden condicionar el embarazo y, por lo tanto, el embarazo puede convertirse en un riesgo tanto para la madre como para el futuro bebé, por lo que el embarazo debe estar bien controlado.

¿Puedo saber mi cantidad y calidad de óvulos?

Conocer la calidad de los óvulos antes de someterse a un tratamiento de fertilidad es muy complicado y no hay pruebas para ello. Lo que si podemos hacer es una aproximación en la cantidad de óvulos que podemos esperar. Hay varias pruebas, aunque las pruebas principales son la medición de la hormona antimülleriana o el recuento de folículos antrales en una revisión de ultrasonido. Con estas dos pruebas, un ginecólogo experto en reproducción asistida puede darle una idea de su reserva ovárica.

¿Qué puedo hacer para retrasar mi maternidad?

Una de las opciones que tienen todas las mujeres que no desean ser madres de momento pero saben que quieren serlo en un futuro es criopreservar sus óvulos. Esta técnica consiste en conservar nuestros óvulos cuando son de buena calidad antes de los 35 años (o de forma ideal, antes de los 30). Se almacenan en tanques de nitrógeno líquido y podrán ser utilizados cuando se desee. Es un procedimiento sencillo que te da más tranquilidad a la hora de esperar el momento adecuado para afrontar la maternidad.

Cada mujer debe tener la libertad de elegir cuando quiere ser madre, aunque CERAM creemos que es muy importante que tenga toda la información para elegir con criterios. Sé madre cuando y como quieras y sé consciente de todas tus opciones.

 Vitrificación de óvulos en clínica Ceram
Maria Isabel Bonilla
Embrióloga y Coordinadora de Donantes Ceram

Poradmin