Ginecología

Se calcula que uno de cada diez jóvenes entre 15 y 24 años sufren infección por transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual son muy comunes en la población joven, el Dr. Hugo Benito, ginecólogo y director de CERAM, Centro de Reproducción Asistida de Marbella nos explica en este artículo en qué consisten las enfermedades de transmisión sexual, cuáles son las que más suponen un peligro para la salud y en caso de que sospechemos que nuestro hijo haya contraído una enfermedad por esta vía qué debemos hacer.

Las infecciones por transmisión sexual se pasan de una persona a otra a través de la relaciones sexuales vía vaginal, anal u oral. Estas infecciones son causadas por un gran número de “Bacterias, Virus, Parásitos y Hongos”. Son muy frecuentes y se calcula que 1 de cada 10 jóvenes entre 15 y 24 años presentan algún tipo de infección por transmisión sexual. Además hoy se está viendo un aumento de estas infecciones en mayores de 45 años. Muchas veces se ignora que el número de infecciones de transmisión sexual es muy grande y también el hecho de que en algunas de ellas, los síntomas son mínimos o a veces no existen, lo que hace que no se le de la importancia que merece.

Hay muchas enfermedades que se transmiten por via sexual, sin embargo también hay un grupo de enfermedades que tienen además otras vías de transmisión pero que se consideran también de transmisión sexual, como por ejemplo el contacto piel con piel, las transfusiones de sangre, el uso de jeringas compartidas en las personas que se drogan. Las más frecuentes son estas: Clamidia, Gonorrea, tricomonas, VIH o SIDA, Herpes Genital, VPH (Virus del Papiloma Humano), Sífilis, Candidiasis vaginal y Vaginosis bacteriana. También como decía antes hay otro grupo de infecciones que se consideran de transmisión sexual como: La Hepatitis: A, B y C, El Moluscum Contagiosum, Ladillas o piojos púbicos, Sarna, Granuloma inguinal, Linfogranuloma venéreo y Chancroide .

¿Cuáles son las más nocivas para la salud?

Muchas de estas infecciones son peligrosas puesto que pueden producir enfermedades que dejan secuelas en la salud general, en la fertilidad y pueden llegar a producir la muerte. Como todos sabemos, si se diagnostican a tiempo y se da el tratamiento oportuno prácticamente todas se curan.

Entre las más nocivas se encuentran:

El VIH o virus de la inmunodeficiencia adquirida, que como su nombre lo dice es un “virus”, puede llegar a destruir el sistema inmunológico que es el que se encarga de defender nuestro cuerpo de otras infecciones. Si no se diagnostica y se trata a tiempo puede llegar a ser mortal.

La Clamidia es transmitida por una bacteria, en principio no da síntomas y solo más adelante se presentan molestias al orinar, dolor en bajo vientre, flujo vaginal, molestias vaginales, dolor con la relación sexual, escozor al eyacular, secreción uretral por el pene, dolor testicular, entre otros síntomas. Si esta infección no se controla puede dejar secuelas en la mujer con EPI (enfermedad pélvica inflamatoria), lesión de las trompas y en el hombre epididimitis también con secuelas de fertilidad. El tratamiento es fácil con antibióticos.

Candidiasis vaginal producida por hongos, tiene muchos síntomas y su tratamiento es fácil

Vaginosis bacteriana producida por una bacteria, produce flujos vaginales con mal olor y si no se trata puede llegar a producir inflamación pélvica. Su tratamiento con antibióticos, siempre se debe tratar a la paciente y su pareja.

HPV virus del papiloma humano es de lo más frecuente, producido por un virus, hay varias clases, uno de ellos es el que produce las verrugas genitales (condilomas), hay un tipo de este virus que se llama de alto riesgo porque está relacionado con el Cáncer del cuello uterino. Hay vacuna para este virus y es muy recomendable ponerla ya que se calcula que el 90% de la población ha estado en “contacto” con este virus, aunque no se llega a infectar toda persona que está en contacto.

Sífilis se caracteriza por la presencia de una úlcera llamada “chancro”, producida por una bacteria, puede producir lesiones en vulva, vagina, ano, escroto y en garganta. Es fácil de tratar, pero si no se trata a tiempo puede producir lesiones severas y hasta la muerte. La mujer embarazada la puede trasmitir al feto.

Gonorrea producida por una bacteria que produce lesiones en uretra, cuello del útero, recto, ano y garganta. Puede dejar secuelas en la pelvis y especialmente en las trompas produciendo infertilidad. En mujeres embarazadas le pueden producir lesiones al feto especialmente en el momento del parto. Se cura con antibióticos.

Herpes Genital es muy frecuente y está muy asociado con el Herpes oral, no tiene cura, solo se usan medicamentos para aliviar las molestias de las úlceras que desaparecen y reaparecen con frecuencia. Producida por un virus que produce llagas en la vulva, vagina, cuello uterino, ano, pene, escroto. Después de tener la primera infección permanece para toda la vida

¿Qué hay que hacer si sospechamos que nuestro hijo adolescente ha contraído una ETS?

En el caso de que se sospeche que un adolescente ha contraído una ETS (enfermedad de transmisión sexual), es muy importante que acuda a la consulta médica.

  • Realizar las pruebas que ayuden a establecer el diagnóstico correcto para ofrecerle el tratamiento adecuado
  • Intentar conocer dónde o con quien ha contraído la infección para que esa persona también se diagnostique y se trate, es decir es muy importante tratar de encontrar los posibles contactos.
  • Insistirle en que las enfermedades de transmisión sexual aunque en principio son muy llamativas, el tratamiento es muy efectivo y prácticamente todas se curan.
  • Prevención de la contaminación, uso adecuado de los preservativos y si por algún motivo ha habido contaminación acudir lo antes posible a la consulta médica

Lo más importante que se debe aprender es a intentar “concienciar a los jóvenes en particular, pero también a los adultos en general de que el sexo con protección (usar preservativos) nos evita todas las posibles complicaciones de estas infecciones”. Debemos estar en alerta si la pareja comenta que ha sufrido recientemente una infección por transmisión sexual o si en el momento él o ella detecta que hay un signo raro en el cuerpo, brote o salpullido automáticamente suspender la relación sexual.

Esta educación debe ser a nivel de la escuela, en familia, en los centros de salud y también en las reuniones sociales.

 

Dr. Hugo Benito

Ginecólogo, y director de CERAM

Centro de Reproducción Asistida de Marbella

 

Poradmin

Infertilidad secundaria: cuando el segundo embarazo no llega

La infertilidad secundaria es la falta de concepción en una pareja que han estado embarazados previamente. Este cuadro de infertilidad secundaria, se presenta con frecuencia e igual que en los casos de infertilidad primaria, se aconseja a las parejas que después de un año de relaciones sin protección, deben acudir al especialista en Fertilidad para que se haga la investigación necesaria.

Son múltiples los factores que pueden incidir para que se produzca este cuadro. Hay que tener en cuenta los antecedentes del embarazo y parto o aborto anterior. Las complicaciones de los partos o los abortos pueden dejar secuelas que muchas veces hay que tratar. La edad de la pareja es muy importante, no es igual un embarazo a los 25 o 30 años y buscar un segundo embarazo a los 37 o 40 años.

El estado de salud de la pareja es otro motivo a tener en cuenta, comenzando por pérdidas o ganancias excesivas de peso, aparición de enfermedades como diabetes, hipotiroidismo, enfermedades autoinmunes, operaciones previas que pueden dejar secuelas-adherencias pélvicas, enfermedades infecciosas y/o  inflamatorias del aparato reproductor femenino, embarazos ectópicos complicados que pueden dejar como consecuencia obstrucción de una Trompa o de las dos. Y en el caso del varón también la edad disminuye la calidad del semen, la aparición de varicoceles, traumatismos testiculares, episodios de prostatitis, vesiculitis, epididimitis y otras enfermedades testiculares. Uso excesivo de alcohol, tabaco, drogas, exposición a substancias tóxicas o a radiaciones, etc.

¿Cuando se debe acudir al especialista? Y ¿ que tratamientos existen cuando el segundo embarazo no se produce?

Como adelantábamos si después de un año de intentar un nuevo embarazo no se consigue, es importante consultar directamente a un especialista en reproducción, para hacer una historia clínica adecuada y los estudios necesarios.

Los tratamientos serán de acuerdo a los hallazgos, si se logra descubrir exactamente cuál es el problema, muchas veces corrigiendo esto se logra conseguir un nuevo embarazo de forma espontánea, otras veces es necesario acudir a las llamadas Técnicas de Reproducción Asistida.

 Recomendaciones cuando el segundo embarazo no se produce

Como principales recomendaciones se aconseja no dejar pasar muchos años entre un embarazo y otro, no más de 3 o 4 años, sobre todo si se está en edades cercanas a los 40 años. Si ya se conoce un antecedente de importancia como partos o abortos complicados (legrados o embarazos ectópicos) o enfermedades infecciosas o inflamatorias  de la pelvis.

Cuando se planteen un nuevo embarazo acudir a una consulta informativa  del médico especialista en Reproducción, quien de acuerdo a la historia clínica detallada,  aconsejará algunos análisis  y de esa manera no tener que esperar mucho tiempo. “Si todo está bien el embarazo vendrá rápido”. Y por supuesto, se recomienda evitar el uso de substancias tóxicas como el exceso de alcohol, tabaco o drogas. Hacer deporte y tener una dieta adecuada.

Dr. Hugo Benito

Ginecólogo – Experto en Fertilidad en CERAM

 

 

 

Poradmin

¿ Cómo puedo saber si tengo endometriosis?

Toda paciente que acude a la consulta ginecológica con algunos síntomas orientativos como dolor de la regla, dolor con las relaciones sexuales, sangrados anormales y sobre todo problemas de reproducción, debería acudir a un especialista para descartar la Endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria pélvica, que afecta a todo lo que se llama la cavidad pélvica y compromete no solo a las órganos reproductivos como es el útero, los ovarios o las trompas de Falopio, sino también a órganos vecinos como son la vejiga urinaria, el recto y en general al intestino y que en ocasiones se puede presentar en otros órganos como el hígado e incluso en cicatrices de cesáreas previas y hasta en el ombligo, eso sin mencionar otros sitios que son todavía más raros.

La endometriosis como indicábamos antes se produce por los “implantes” de endometrio (que es el tejido que recubre la cavidad uterina) y que cada mes sale en forma de “regla” . Estos implantes son como “pegatinas” que se pegan a los órganos pélvicos en primer lugar y luego a otros, produciendo actividad es decir se comportan como tejido vivo y producen secreciones que irritan a los órganos afectados y tratan de despegarse como lo hace el endometrio, lo cual produce dolor normalmente en el primer y segundo día de la regla y que varía en intensidad, por esto el “síntoma” dolor de regla no se debe depreciar porque de acuerdo a una buena valoración de este síntoma se puede sospechar la enfermedad, este dolor de regla sería el principal síntoma, además de tener dolor en las relaciones sexuales, sangrados irregulares durante el ciclo menstrual, infertilidad o lo que llamamos hoy en día “sub-fertilidad”.

Sí se puede lograr un embarazo con un tratamiento de la Endometriósis

Muchas de las pacientes que acuden a la consulta de Fertilidad presenta dolor de la regla, que no se ha estudiado en profundidad, hay pacientes que el dolor lo refieren no solo en la pelvis, sino también en la espalda; en la parte anterior es decir en la vejiga cuando orinan y en la parte posterior en el recto es decir cuando defecan, además muchas de estas pacientes necesitan analgésicos cada vez más potentes ya que además del dolor tienen síntomas asociados como náuseas y vómitos y hay algunas han tenido que acudir a servicios de urgencias para recibir tratamiento endovenoso. Tampoco es depreciable el número de pacientes que faltan al trabajo en su 1º o 2º día de la regla.

La gran mayoría de pacientes que sufre de endometriosis tiene problemas de fertilidad que va desde dificultad moderada a severa para lograr el embarazo. Por lo cual estas pacientes deben ser estudiadas y tratadas por especialistas en Reproducción Asistida y en muchos casos deben ser atendidas en Clínicas especializadas en el estudio y tratamiento de la Endometriosis. Según indica el Dr. Hugo Benito, Director médico, ginecólogo y experto en fertilidad en Clínica Ceram en la mayoría de los casos “con un buen diagnóstico y tratamiento de la endometriosis se puede lograr el Embarazo”.

Endometriosis, una enfermedad muy estudiada

La endometriosis es una enfermedad descrita desde la segunda mitad del siglo XIX, lo cual quiere decir que es una enfermedad muy antigua y muy estudiada. Hay miles de artículos científicos y de libros sobre la endometriosis, en algunos países hay Clínicas dedicadas únicamente al estudio y tratamiento de la Endometriosis.

En la mayoría de las Clínicas de Reproducción se insiste mucho en el estudio y tratamiento de la endometriosis ya que es una las principales causas de infertilidad y subfertilidad.

Para hablar del tratamiento de la endometriosis

  1. Muy importante saber en qué estado se encuentra la enfermedad, ya que existen 4 estados: Mínima, Leve, Moderada y Severa.
  2. Hay varios estudios que nos ayudan a analizar la enfermedad:
  • Historia clínica detallada
  • Una exploración física exhaustiva
  • Ecografía pélvica
  • Resonancia magnética
  • Laparoscopia que a la vez de instrumento diagnóstico, también sirve para realizar cirugía de la endometriosis.

En cuanto a tratamientos actuales tenemos desde los anticonceptivos orales que ayudan a mitigar el dolor y a impedir el progreso de la enfermedad. Otro tipo de medicamentos usados son los llamados progestágenos y los análogos hormonales y por supuesto la cirugía en casos concretos, además hay diversas técnicas quirúrgicas que se emplean para mejorar síntomas y posibilitar el embarazo.

Según señala el Dr. Hugo Benito “La endometriosis es una enfermedad compleja que debe ser estudiada exhaustivamente para brindar a cada paciente un tratamiento específico que no siempre tiene que ser radical, la endometriosis es una enfermedad que se puede y se debe tratar”.

Dr. Hugo Benito, Director Médico CERAM – Ginecólogo/Experto en Fertilidad

 

Poradmin