FIV

Donar tus Óvulos NO reduce la fertilidad ni tus opciones de ser madre

Una de las dudas que más nos plantean en las consultas de información sobre donación de óvulos es si el proceso afecta a la fertilidad y si reduce las opciones de ser madre en un futuro.

La respuesta es que NO.

La donación de óvulos no reduce las posibilidades de ser madre más adelante, no acelera la llegada de la menopausia y no compromete la futura fertilidad de la donante.

Las mujeres nacemos con un número determinado de óvulos que se irán perdiendo a lo largo de nuestra vida. Al llegar la pubertad, una mujer suele tener entre 300.000 y 500.000 óvulos en sus ovarios.

En general, cada 28 días liberamos un óvulo que ha alcanzado un grado de madurez que le permite ser fecundado si es alcanzado por un espermatozoide. Aunque solo liberamos uno, se pierden muchos más de forma natural ese mismo mes.

El proceso de ovulación de forma natural ocurre de la siguiente manera: en el ovario hay muchos folículos y cada uno de ellos contiene un óvulo inmaduro. Cuando comienza la regla, el primer día, un grupo de folículos (8-10) comienza a crecer, a este grupo lo llamaremos “cohorte”. Este grupo va creciendo poco a poco durante los 5-7 primeros días durante lo que se llama “fase de reclutamiento”. Tras esto gracias a la acción de las hormonas se selecciona solo uno de los folículos, es el llamado folículo dominante, que será el que alcanzará la madurez el día 12-14 del ciclo menstrual. En este momento gracias de nuevo a la acción de las hormonas se produce la ovulación que libera el óvulo maduro que hay dentro del folículo dominante y que podrá ser fecundado. Los demás folículos de la cohorte que comenzaron a crecer entran en atrofia, es decir, se detienen y son reabsorbidos por el ovario.

Lo que hacemos en un ciclo de donación de óvulos, es dar una dosis extra de las mismas hormonas que se producen de forma natural en el cuerpo, para que los óvulos que se iban a perder en ese ciclo, crezcan y completen la maduración al igual que lo haría el dominante.

Ovulación en el Ovario

Cuando los óvulos están maduros, antes de que se produzca la ovulación se lleva a cabo la punción de estos folículos, en la sala de extracción y bajo sedación anestésica. Los riesgos asociados a esta intervención son muy pocos, y si se trabaja con un equipo con más de 25 años de experiencia como el de CERAM, los riesgos son casi inexistentes.

En CERAM tras realizar la extracción de óvulos se advierte a todas las colaboradoras que deben tomar medidas anticonceptivas hasta que les venga la regla para evitar un embarazo no deseado. También aconsejamos que se inicien medidas anticonceptivas con la siguiente regla. Por lo tanto la donación de óvulos no compromete la fertilidad de la donante, al siguiente mes la donante volverá a tener una ovulación normal y podrá buscar un embarazo cuando lo desee.

Es normal tener dudas ante el proceso, y en CERAM estaremos encantados de resolverlas todas.
Puedes venir a una consulta de información sin ningún tipo de compromiso, y te explicaremos todo lo que necesites saber y aclararemos juntos todas las dudas que te puedan surgir al respecto.

Ovodonación

María Isabel Puerta, Directora del Laboratorio Ceram

Maria Isabel Bonilla, Embrióloga y Coordinadora de Donantes Ceram

 

Poradmin

Reserva Ovárica: La calidad y cantidad de óvulos varia según la edad

La edad es un factor clave cuando se habla de infertilidad, que está aumentando dado que la sociedad actual nos está empujando a retrasar la maternidad hasta los 40 años debido a prioridades laborales o económicas. Aunque las técnicas de reproducción asistida pueden ayudar a muchas mujeres a pesar de su edad, es cierto que después de los 42 años se vuelve más difícil. Si decidimos retrasar nuestra maternidad por cualquier motivo, debemos ser conscientes de todas las opciones que tenemos y los riesgos que podemos asumir.

Una mujer de 40 años es joven, muy joven aun, pero aunque hemos evolucionado rápidamente y cada vez retenemos la juventud de nuestro físico y nuestra mente durante más años, desgraciadamente no es así para nuestros óvulos. La edad es el factor determinante para la cantidad y la calidad de los ovocitos, pero otras condiciones pueden desarrollarse y afectar la fertilidad con el aumento de la edad, como las enfermedades genéticas, la menopausia temprana, haber padecido cáncer, malos hábitos de vida, etc.

Una mujer nace con una cierta cantidad de óvulos, que es lo que se conoce como la reserva ovárica. Esta reserva va a ir disminuyendo a lo largo de la vida hasta llegar a agotarse llegada la menopausia.

El momento de mayor fertilidad de una mujer es de los 20 a los 27 años, aunque los niveles se mantienen óptimos hasta los 35 donde empieza a decaer bruscamente tanto la cantidad como la calidad de óvulos. A los 40 años, la probabilidad mensual de embarazo de una mujer sana es solo del 5%, mientras que a los 30 años es del 20%. También debemos tener en cuenta que la presencia de la menstruación no nos asegura que vamos a quedar embarazadas.

Después de los 45 años, la probabilidad de quedar embarazada es inferior al 1%. Otro factor clave a tener en cuenta es la calidad de estos óvulos. La cantidad es importante, pero la calidad lo es más, ya que a lo largo de los años los óvulos acumulan más alteraciones cromosómicas, lo que dificulta el embarazo, además de aumentar el riesgo de aborto y el nacimiento de niños con enfermedades genéticas. Por lo tanto, la recomendación es hacer un Diagnóstico Genético Preimplantacional para mujeres que deseen realizar tratamientos de reproducción asistida con edades avanzadas para prevenir enfermedades recurrentes y abortos.

¿Cómo afecta la edad al embarazo?

Debemos tener en cuenta que después de los 40 años podemos lograr un embarazo, pero un embarazo a esta edad es de riesgo. Una mujer sana, sin ninguna enfermedad que afecte al útero puede dar a luz a un bebé aunque la calidad de sus óvulos no sea buena. La donación de óvulos permite a las mujeres sin una buena cantidad o calidad cumplir su sueño de convertirse en madres.

Con la edad, aparecen enfermedades que no tienen nada que ver con la fertilidad, como la diabetes, la hipertensión, la artritis, etc. Estas enfermedades pueden condicionar el embarazo y, por lo tanto, el embarazo puede convertirse en un riesgo tanto para la madre como para el futuro bebé, por lo que el embarazo debe estar bien controlado.

¿Puedo saber mi cantidad y calidad de óvulos?

Conocer la calidad de los óvulos antes de someterse a un tratamiento de fertilidad es muy complicado y no hay pruebas para ello. Lo que si podemos hacer es una aproximación en la cantidad de óvulos que podemos esperar. Hay varias pruebas, aunque las pruebas principales son la medición de la hormona antimülleriana o el recuento de folículos antrales en una revisión de ultrasonido. Con estas dos pruebas, un ginecólogo experto en reproducción asistida puede darle una idea de su reserva ovárica.

¿Qué puedo hacer para retrasar mi maternidad?

Una de las opciones que tienen todas las mujeres que no desean ser madres de momento pero saben que quieren serlo en un futuro es criopreservar sus óvulos. Esta técnica consiste en conservar nuestros óvulos cuando son de buena calidad antes de los 35 años (o de forma ideal, antes de los 30). Se almacenan en tanques de nitrógeno líquido y podrán ser utilizados cuando se desee. Es un procedimiento sencillo que te da más tranquilidad a la hora de esperar el momento adecuado para afrontar la maternidad.

Cada mujer debe tener la libertad de elegir cuando quiere ser madre, aunque CERAM creemos que es muy importante que tenga toda la información para elegir con criterios. Sé madre cuando y como quieras y sé consciente de todas tus opciones.

 Vitrificación de óvulos en clínica Ceram
Maria Isabel Bonilla
Embrióloga y Coordinadora de Donantes Ceram

Poradmin

La importancia del apoyo psicológico es clave durante un tratamiento de fertilidad

La necesidad de apoyo psicológico comienza en el momento del diagnóstico de infertilidad. El paciente experimenta por norma general un estado de shock y frustración.

El diagnóstico de infertilidad genera alteraciones emocionales de importancia en la pareja. Pero también ocurre durante los tratamientos de fertilidad, emociones como la frustración, ansiedad y estrés suelen hacer su aparición. Por lo tanto debe llevarse a cabo un tratamiento integral de la pareja, no limitándose éste solo a la parte médica (física). Las parejas inmersas en un tratamiento de fertilidad experimentan una gran tensión emocional y no es raro que surjan incluso problemas entre la pareja. Por lo tanto es de suma importancia que puedan contar con un profesional que les ayude en la parte psicológica del proceso. Diversos estudios muestran que el estado emocional influye en los resultados de reproducción asistida.

La atención psicológica es fundamental durante un tratamiento de fertilidad

La atención psicológica es fundamental durante un tratamiento de fertilidad

EL embarazo sí es posible a pesar de recibir diagnóstico de infertilidad

A partir de este diagnóstico conviene realizarse las pruebas necesarias para encontrar la causa, en la mayoría de los casos es posible conseguir un embarazo gracias a las técnicas de reproducción asistida.

A continuación nuestro equipo de Psicólogos propone consejos para hacer frente a la ansiedad y el estrés surgidos por el diagnóstico y durante el proceso de tratamiento.

  • Como primer objetivo identificar pensamientos automáticos erróneos y que son negativos “nunca voy a quedarme embarazada” y sustituirlos por pensamientos más realistas y positivos “tengo muchas posibilidades de quedarme embarazada con el tratamiento adecuado”. La reestructuración cognitiva es una estrategia para adoptar nuevos pensamientos realistas que generen menos estrés.
  • Técnicas de relajación de la actividad fisiológica,  como la relajación de Jacobson que, además de reducir la ansiedad e inquietud diurnas, ayuda a favorecer el sueño. El paciente, tras practicar esta técnica, que comprende la relajación y tensión de grandes grupos musculares, aprende a identificar las primeras señales de tensión durante el día a día y tendrá las herramientas necesarias para hacerle frente.
  • Técnicas centradas en la conducta. Una de las técnicas de tercera generación más utilizadas es quizás el Mindfulness, una técnica milenaria que se emplea para fomentar el autocontrol y disminuir la ansiedad.

 

Unidad de Psicología CERAM

 

 

Poradmin

Fecundación in vitro financiado: ahora puedes pagar en cómodos plazos

En Ceram somos conscientes de las dificultades que conlleva pasar por un tratamiento de reproducción asistida. Es por esto que queremos que los detalles durante el proceso no sean una preocupación.

Ahora ofrecemos una financiación a tu medida para que puedas pagar tu tratamiento en cómodos plazos. Sólo tienes que decirnos en qué plazos quieres completar el pago o qué cantidad al mes puedes pagar y te asesoraremos.

Una vez tengamos un diagnóstico y un tratamiento propuesto para tu caso te facilitamos el presupuesto. Una vez tengamos presupuesto, el trámite para obtener la financiación se realiza desde la clínica. Sólo tienes que traer tu DNI, última nómina y justificante de la cuenta bancaria para la domiciliación y la entidad te dará la respuesta rápidamente.

¿Debo financiar la cantidad completa?

Puedes financiar la parte que te sea conveniente. Tu decides la cantidad a financiar.

¿Puedo elegir la cuota que mejor me convenga?

Si, puedes elegir el tiempo en el que se realiza el pago, o la cantidad a pagar cada mes.

¿Se puede optar una financiación sin intereses?

Si, ahora tenemos una oferta con 0% de intereses para el tratamiento de fecundación in vitro.

¿Cómo puedo calcular la cuota?

Puedes ponerte en contacto con nosotros para obtener mayor información al respecto en el 952 899 350 o ceram@ceram.es
 Fecundación in vitro financiado
Poradmin