Author Archives: admin

Reserva Ovárica: La calidad y cantidad de óvulos varia según la edad

La edad es un factor clave cuando se habla de infertilidad, que está aumentando dado que la sociedad actual nos está empujando a retrasar la maternidad hasta los 40 años debido a prioridades laborales o económicas. Aunque las técnicas de reproducción asistida pueden ayudar a muchas mujeres a pesar de su edad, es cierto que después de los 42 años se vuelve más difícil. Si decidimos retrasar nuestra maternidad por cualquier motivo, debemos ser conscientes de todas las opciones que tenemos y los riesgos que podemos asumir.

Una mujer de 40 años es joven, muy joven aun, pero aunque hemos evolucionado rápidamente y cada vez retenemos la juventud de nuestro físico y nuestra mente durante más años, desgraciadamente no es así para nuestros óvulos. La edad es el factor determinante para la cantidad y la calidad de los ovocitos, pero otras condiciones pueden desarrollarse y afectar la fertilidad con el aumento de la edad, como las enfermedades genéticas, la menopausia temprana, haber padecido cáncer, malos hábitos de vida, etc.

Una mujer nace con una cierta cantidad de óvulos, que es lo que se conoce como la reserva ovárica. Esta reserva va a ir disminuyendo a lo largo de la vida hasta llegar a agotarse llegada la menopausia.

El momento de mayor fertilidad de una mujer es de los 20 a los 27 años, aunque los niveles se mantienen óptimos hasta los 35 donde empieza a decaer bruscamente tanto la cantidad como la calidad de óvulos. A los 40 años, la probabilidad mensual de embarazo de una mujer sana es solo del 5%, mientras que a los 30 años es del 20%. También debemos tener en cuenta que la presencia de la menstruación no nos asegura que vamos a quedar embarazadas.

Después de los 45 años, la probabilidad de quedar embarazada es inferior al 1%. Otro factor clave a tener en cuenta es la calidad de estos óvulos. La cantidad es importante, pero la calidad lo es más, ya que a lo largo de los años los óvulos acumulan más alteraciones cromosómicas, lo que dificulta el embarazo, además de aumentar el riesgo de aborto y el nacimiento de niños con enfermedades genéticas. Por lo tanto, la recomendación es hacer un Diagnóstico Genético Preimplantacional para mujeres que deseen realizar tratamientos de reproducción asistida con edades avanzadas para prevenir enfermedades recurrentes y abortos.

¿Cómo afecta la edad al embarazo?

Debemos tener en cuenta que después de los 40 años podemos lograr un embarazo, pero un embarazo a esta edad es de riesgo. Una mujer sana, sin ninguna enfermedad que afecte al útero puede dar a luz a un bebé aunque la calidad de sus óvulos no sea buena. La donación de óvulos permite a las mujeres sin una buena cantidad o calidad cumplir su sueño de convertirse en madres.

Con la edad, aparecen enfermedades que no tienen nada que ver con la fertilidad, como la diabetes, la hipertensión, la artritis, etc. Estas enfermedades pueden condicionar el embarazo y, por lo tanto, el embarazo puede convertirse en un riesgo tanto para la madre como para el futuro bebé, por lo que el embarazo debe estar bien controlado.

¿Puedo saber mi cantidad y calidad de óvulos?

Conocer la calidad de los óvulos antes de someterse a un tratamiento de fertilidad es muy complicado y no hay pruebas para ello. Lo que si podemos hacer es una aproximación en la cantidad de óvulos que podemos esperar. Hay varias pruebas, aunque las pruebas principales son la medición de la hormona antimülleriana o el recuento de folículos antrales en una revisión de ultrasonido. Con estas dos pruebas, un ginecólogo experto en reproducción asistida puede darle una idea de su reserva ovárica.

¿Qué puedo hacer para retrasar mi maternidad?

Una de las opciones que tienen todas las mujeres que no desean ser madres de momento pero saben que quieren serlo en un futuro es criopreservar sus óvulos. Esta técnica consiste en conservar nuestros óvulos cuando son de buena calidad antes de los 35 años (o de forma ideal, antes de los 30). Se almacenan en tanques de nitrógeno líquido y podrán ser utilizados cuando se desee. Es un procedimiento sencillo que te da más tranquilidad a la hora de esperar el momento adecuado para afrontar la maternidad.

Cada mujer debe tener la libertad de elegir cuando quiere ser madre, aunque CERAM creemos que es muy importante que tenga toda la información para elegir con criterios. Sé madre cuando y como quieras y sé consciente de todas tus opciones.

 Vitrificación de óvulos en clínica Ceram
Maria Isabel Bonilla
Embrióloga y Coordinadora de Donantes Ceram

Poradmin

La importancia del apoyo psicológico es clave durante un tratamiento de fertilidad

La necesidad de apoyo psicológico comienza en el momento del diagnóstico de infertilidad. El paciente experimenta por norma general un estado de shock y frustración.

El diagnóstico de infertilidad genera alteraciones emocionales de importancia en la pareja. Pero también ocurre durante los tratamientos de fertilidad, emociones como la frustración, ansiedad y estrés suelen hacer su aparición. Por lo tanto debe llevarse a cabo un tratamiento integral de la pareja, no limitándose éste solo a la parte médica (física). Las parejas inmersas en un tratamiento de fertilidad experimentan una gran tensión emocional y no es raro que surjan incluso problemas entre la pareja. Por lo tanto es de suma importancia que puedan contar con un profesional que les ayude en la parte psicológica del proceso. Diversos estudios muestran que el estado emocional influye en los resultados de reproducción asistida.

La atención psicológica es fundamental durante un tratamiento de fertilidad

La atención psicológica es fundamental durante un tratamiento de fertilidad

EL embarazo sí es posible a pesar de recibir diagnóstico de infertilidad

A partir de este diagnóstico conviene realizarse las pruebas necesarias para encontrar la causa, en la mayoría de los casos es posible conseguir un embarazo gracias a las técnicas de reproducción asistida.

A continuación nuestro equipo de Psicólogos propone consejos para hacer frente a la ansiedad y el estrés surgidos por el diagnóstico y durante el proceso de tratamiento.

  • Como primer objetivo identificar pensamientos automáticos erróneos y que son negativos “nunca voy a quedarme embarazada” y sustituirlos por pensamientos más realistas y positivos “tengo muchas posibilidades de quedarme embarazada con el tratamiento adecuado”. La reestructuración cognitiva es una estrategia para adoptar nuevos pensamientos realistas que generen menos estrés.
  • Técnicas de relajación de la actividad fisiológica,  como la relajación de Jacobson que, además de reducir la ansiedad e inquietud diurnas, ayuda a favorecer el sueño. El paciente, tras practicar esta técnica, que comprende la relajación y tensión de grandes grupos musculares, aprende a identificar las primeras señales de tensión durante el día a día y tendrá las herramientas necesarias para hacerle frente.
  • Técnicas centradas en la conducta. Una de las técnicas de tercera generación más utilizadas es quizás el Mindfulness, una técnica milenaria que se emplea para fomentar el autocontrol y disminuir la ansiedad.

 

Unidad de Psicología CERAM

 

 

Poradmin

¿ Cómo puedo saber si tengo endometriosis?

Toda paciente que acude a la consulta ginecológica con algunos síntomas orientativos como dolor de la regla, dolor con las relaciones sexuales, sangrados anormales y sobre todo problemas de reproducción, debería acudir a un especialista para descartar la Endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria pélvica, que afecta a todo lo que se llama la cavidad pélvica y compromete no solo a las órganos reproductivos como es el útero, los ovarios o las trompas de Falopio, sino también a órganos vecinos como son la vejiga urinaria, el recto y en general al intestino y que en ocasiones se puede presentar en otros órganos como el hígado e incluso en cicatrices de cesáreas previas y hasta en el ombligo, eso sin mencionar otros sitios que son todavía más raros.

La endometriosis como indicábamos antes se produce por los “implantes” de endometrio (que es el tejido que recubre la cavidad uterina) y que cada mes sale en forma de “regla” . Estos implantes son como “pegatinas” que se pegan a los órganos pélvicos en primer lugar y luego a otros, produciendo actividad es decir se comportan como tejido vivo y producen secreciones que irritan a los órganos afectados y tratan de despegarse como lo hace el endometrio, lo cual produce dolor normalmente en el primer y segundo día de la regla y que varía en intensidad, por esto el “síntoma” dolor de regla no se debe depreciar porque de acuerdo a una buena valoración de este síntoma se puede sospechar la enfermedad, este dolor de regla sería el principal síntoma, además de tener dolor en las relaciones sexuales, sangrados irregulares durante el ciclo menstrual, infertilidad o lo que llamamos hoy en día “sub-fertilidad”.

Sí se puede lograr un embarazo con un tratamiento de la Endometriósis

Muchas de las pacientes que acuden a la consulta de Fertilidad presenta dolor de la regla, que no se ha estudiado en profundidad, hay pacientes que el dolor lo refieren no solo en la pelvis, sino también en la espalda; en la parte anterior es decir en la vejiga cuando orinan y en la parte posterior en el recto es decir cuando defecan, además muchas de estas pacientes necesitan analgésicos cada vez más potentes ya que además del dolor tienen síntomas asociados como náuseas y vómitos y hay algunas han tenido que acudir a servicios de urgencias para recibir tratamiento endovenoso. Tampoco es depreciable el número de pacientes que faltan al trabajo en su 1º o 2º día de la regla.

La gran mayoría de pacientes que sufre de endometriosis tiene problemas de fertilidad que va desde dificultad moderada a severa para lograr el embarazo. Por lo cual estas pacientes deben ser estudiadas y tratadas por especialistas en Reproducción Asistida y en muchos casos deben ser atendidas en Clínicas especializadas en el estudio y tratamiento de la Endometriosis. Según indica el Dr. Hugo Benito, Director médico, ginecólogo y experto en fertilidad en Clínica Ceram en la mayoría de los casos “con un buen diagnóstico y tratamiento de la endometriosis se puede lograr el Embarazo”.

Endometriosis, una enfermedad muy estudiada

La endometriosis es una enfermedad descrita desde la segunda mitad del siglo XIX, lo cual quiere decir que es una enfermedad muy antigua y muy estudiada. Hay miles de artículos científicos y de libros sobre la endometriosis, en algunos países hay Clínicas dedicadas únicamente al estudio y tratamiento de la Endometriosis.

En la mayoría de las Clínicas de Reproducción se insiste mucho en el estudio y tratamiento de la endometriosis ya que es una las principales causas de infertilidad y subfertilidad.

Para hablar del tratamiento de la endometriosis

  1. Muy importante saber en qué estado se encuentra la enfermedad, ya que existen 4 estados: Mínima, Leve, Moderada y Severa.
  2. Hay varios estudios que nos ayudan a analizar la enfermedad:
  • Historia clínica detallada
  • Una exploración física exhaustiva
  • Ecografía pélvica
  • Resonancia magnética
  • Laparoscopia que a la vez de instrumento diagnóstico, también sirve para realizar cirugía de la endometriosis.

En cuanto a tratamientos actuales tenemos desde los anticonceptivos orales que ayudan a mitigar el dolor y a impedir el progreso de la enfermedad. Otro tipo de medicamentos usados son los llamados progestágenos y los análogos hormonales y por supuesto la cirugía en casos concretos, además hay diversas técnicas quirúrgicas que se emplean para mejorar síntomas y posibilitar el embarazo.

Según señala el Dr. Hugo Benito “La endometriosis es una enfermedad compleja que debe ser estudiada exhaustivamente para brindar a cada paciente un tratamiento específico que no siempre tiene que ser radical, la endometriosis es una enfermedad que se puede y se debe tratar”.

Dr. Hugo Benito, Director Médico CERAM – Ginecólogo/Experto en Fertilidad

 

Poradmin